martes, 23 de febrero de 2010

Algunas margaritas

17 comentarios:

  1. Sabés que sí? La piel, la muy traidora, no entiende razones....y sigue doliendo por un tiempo, extrañando caricias. Un abrazote

    ResponderEliminar
  2. Si alguna vez se arma la barra brava de caricias vs. besos, siempre hincharé por la primera. Podés poner algún tema del grupo Karicia para musicalizar.

    ResponderEliminar
  3. No se que le pasa a Pablo, si tomó algo o qué, pero con el grupo Karicia vamos pa trás.
    Aunque pensándolo bien no estaría mal esa lucha de hinchadas. Yo voy por besos.
    Y lo del perro comienza a inquietarme. Creo que de tanto pensar se está hundiendo en una nebulosa filosófica que le complica la existencia.
    Es un perro muy loco.

    ResponderEliminar
  4. Nunca supe su nombre...
    Tiene?

    Me hizo acordar a los perritos abandonados que deambulan por las calles sin saber por qué coño los dejaron ahí tirados cuando antes los acariciaron y los amaron...

    re triste.

    Baci

    ResponderEliminar
  5. Él mismo lo dice no? Ahora serán de otra forma. Pero seguiran siendo que es lo que importa.
    Será que la ausencia no es siempre abandono?
    Eso es más difícil de entender para algunos perritos..

    ResponderEliminar
  6. Cómo que qué tomé para escuchar Karicia?
    Pizco, obviamente!
    La cumbia peruana me mata...

    ResponderEliminar
  7. Está bien Pablo, sólo era un chascarrete, no se me enfurezca. Karicia es una gran banda (?) pero no la conozco. Un abrazo para usted y para el perro necesitado de caricias.

    ResponderEliminar
  8. Creo que no es fácil ayudar a este perrito en las cuestiones del corazón. Como dice Pulgarcito parece que está entrando en una nebulosa que lo complica. Aunque claro está que las razones que pensamos nada tienen que ver con lo que siente nuestro cuerpo, nuestra piel. La piel y el cuerpo son sabios y muchas veces nos ayudan a intuir antes de poder incluso pensar y otras nos juegan una mala pasada porque nos hacen sufrir demás.

    Un Abrazo,
    ... a mí me gustaría una hinchada de ellos. Porque no hay con qué darle a un abrazo de oso de tu caballero andante...

    ResponderEliminar
  9. Te banco perrito! a vos y a las barras de abrazos y caricias. Y a la de besos también. Beso!

    ResponderEliminar
  10. Laura..es optimista el ¨por un tiempo¨-Pasa que conozco a este perro y por mas que cambia seguido el pelaje en la piel le quedan cosas. Besos

    Pablo:las dos cosas son bienvenidas si son de quienes queremos,y si no estan mas se extrañan por igual. Lo de musicalizar con Karicia te lo debo,a mi perro lo hace gruñir.

    Pulgarcito: que extraño,yo veo que es lejano a la filosofia lo que le pasa..es puramente necesidad fisica.y no tener algo palpable y concreto lo esta enloqueciendo. no se inquiete, siempre fue asi. Besos


    Nina: justo el otro dia comentaba que no se su nombre. Este deambula por las calles..mucho tiempo pero siempre vuelve en algun momento. Tiene donde quedarse. Beso y abrazo

    Cecil: la ausencia, para el cuerpo, siempre es abandono. no hay forma de hacerle sentir las caricias de otra forma. Creo. Besos

    Mujer: ya lo dijiste todo claramente..la piel y el cuerpo son sabios..y si nos hacen sufrir sera por algo. Puedo decirle algo a este perro pero no puedo darle lo que su piel necesita ahora. Abrazo y besos.

    Tamara: no te imaginaba en medio de alguna barra,pero bienvenida entonces. Beso grande-

    ResponderEliminar
  11. Podrías proponer el juego del nombre, como hacen en el ZOO de Bs. As. cuando nace una cria. No?

    Baci

    ResponderEliminar
  12. LA vida esta llena de ausencias y abandonos entre otras tantas cosas¿Que hacemos con eso? Arte!El perrito no se equivoca.

    ResponderEliminar
  13. Ahí subí un discazo de Los Visitantes, pensando en usted y su hermano. El mundo nos dará la razón con respecto a Palo, algún día!

    ResponderEliminar
  14. Paluchax, y qué hacemos con las margaritas del título? Saludos!

    ResponderEliminar
  15. Este cachorro es un romántico perdido, se parece a su tío Pulguis!

    Rene Orlando: las margaritas del título preguntan ¿me quiere mucho, poquito o nada? Cachorro cree mucho en esas cositas de la naturaleza, me parece.

    ResponderEliminar
  16. A una margarita en especial no se necesitaba preguntarle cuanto. Para este perro es eso lo terrible, ahora tener que preguntarle dónde.
    Besoss

    ResponderEliminar